Las manos del artesano trabajan con esmero y dedicación haciendo de sus trabajos obras de exposición.
Todos tenemos nuestra pequeña pincelada de artesanos.
¡Feliz paseo por mi blog!

Seguidores

martes, 15 de marzo de 2016

TARTA MÁGICA DE LIMÓN

Hola de nuevo!!
Bueno, bueno, tenía que preparar algo especial por mi cumple y buscando por la red..¡cha-channn!!! el estupendo bizcoflan flotantina, jajajaj, parece un trabalenguas!! claro que en mi caso por muy bonita que me haya quedado puede aplicarse eso de " cualquier parecido con la realidad.." y es que es un pelín trabajosa la parte final, pero no importa porque igualmente estoy muy contenta al comprobar que soy capaz  de hacer cualquier dulce del  que me enamoro y es que lo mío con esta tarta conocida como "imposible", fue amor a primera vista, es cierto que la primera imagen que ví era con fresa,del blog Kanela y Limón, que tiene verdaderas maravillas, pero como yo no tenía gelatina de fresa, tuve que cambiar el sabor, también es cierto que tengo mucho que mejorar, pero estoy satisfecha con el resultado final.
Me he permitido rebautizarla, puesto que me parece un dulce más mágico que imposible, jajajaj. y es que curiosamente los ingredientes invierten el orden según se van horneando,sí, sí!! expectante estaba a la hora de desmoldar, y es realmente bonita incluso sin la última capa.
.
Bueno voy a empezar con los ingredientes:
-Para la capa de flan: 1 lata de leche condensada, 4 huevos, la medida de la lata en leche, 200grs. de queso crema, y una pizca de sal.
-Para la capa de bizcocho: 4 huevos, 280grs. de harina de repostería, 10grs, de levadura en polvo, un brick de nata 35%, 1 pizca de sal, ralladura de limón y el jugo de dos limones.
- Para la capa exterior: 3 sobres de gelatina de limón y un litro y cuarto de leche.

Como se prepara: Encendemos el horno a 160 calor arriba y abajo y ponemos una fuente con agua ya que el bollo se prepara al baño María.
En un bol preparamos la capa de flan, vertiendo todos los ingredientes y batiendo, colamos la mezcla y reservamos.
En otro bol preparamos el bizcocho batiendo las yemas con la mitad del azúcar y montamos las claras con una pizca de sal y el resto del azúcar y reservamos, tamizamos el harina junto a la levadura y en el bol que tenemos con los huevos vamos añadiendo parte del harina, la mitad del brick de nata y parte de las claras montadas, repetimos, harina, nata, claras y terminamos con el resto del harina, movemos bien, que todo se integre  y añadimos la raspadura de limón y el jugo del mismo.
Enmantequillamos un molde, y vertemos la masa de bizcocho y encima ponemos el preparado de flan. Metemos el molde en la bandeja con el agua caliente y cocemos al baño María unos 45 minutos. Dejamos enfriar y lo ponemos en la nevera de un día para otro.
Media hora antes de desmoldar preparamos la gelatina; ponemos al fuego medio litro de leche y cuando esté caliente añadimos los tres sobres de gelatina de limón, removemos muy bien para que no haya grumos, pero NO dejar que la leche hierva, cuando esté totalmente disuelto, apartamos del fuego e incorporamos el resto de la leche, mezclamos, colamos y reservamos.
Ahora viene lo divertido, jaja.
Desmoldamos el bizcoflan que tenemos en la nevera, LIMPIAMOS muy bien el molde, secamos y untamos aceite, vertemos un poco de la gelatina y con mucho cuidado ponemos el bizcoflan y con muuucha paciencia y muucho cuidado vamos rellenando de gelatina por el espacio que queda entre el bizcoflan y el molde, ya os digo yo que esto es pelín desesperante, jajaja. Tenemos que conseguir que el bollo flote, de ahí que también se llame flotantina.
Bueno, una vez hecho esto y habernos puesto de los nervios nerviosos, jajaja, lo metemos de nuevo en la nevera durante al menos 5 horas, para que cuaje muy bien la gelatina.
A la hora de desmoldar lo mejor es meter el molde en un recipiente con agua caliente, luego se desmolda muy fácil sobre la bandeja o plato en la que sirváis este dulce.
** En vez de leche para la capa exterior se puede preparar con las indicaciones de la caja y cubrirla con la gelatina del sabor elegido, quedará igualmente bonita, y si no queréis ponerle la gelatina también queda estupenda.
** Yo he usado leche sin lactosa desnatada, pero se recomienda entera.
** Se puede hacer con gelatina de fresa, pero en la capa de bizcocho se sustituye el jugo y ralladura de limón por un sobre de gelatina de fresa.
** Con estas cantidades salen el bollo que véis en la foto, que es muy grande y otro más pequeño, podéis ajustar las cantidades a la mitad.
Aquí empieza la mágia...!!
** En ambas versiones se puede agregar una cucharadita de esencia de vainilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada